Combate total

Definición

El combate total de yawara-jitsu es una modalidad deportiva que permite al practicante utilizar sus conocimientos de una forma contundente, práctica y segura. Su objetivo principal es preparar al competidor para una posible agresión real.

Desarrollo

El enfrentamiento consta de dos periodos de tres minutos cada uno, separados por un minuto de descanso. En el primer asalto, sólo están permitidos los golpes y los barridos sin agarre. No está permitida la lucha en el suelo, aunque sí se pueden rematar las proyecciones y barridos con un solo golpe En el segundo tiempo, están permitidos además, las proyecciones, los barridos, las luxaciones y las estrangulaciones, estando permitida la lucha en el suelo.

Golpes y técnicas permitidas

En el primer tiempo están permitidos todos los golpes de puño, mano y codo, en el torso y en el casco. Con la pierna están permitidas todo tipo de patadas y rodillazos en el torso. En el casco están permitidas toda clase de patadas circulares, estando prohibidas la patada frontal y lateral directas a la cara. Asimismo está permitido el low-kick o patada con la tibia, en la cara externa del muslo.

En el segundo asalto, están permitidos todos los golpes en el torso y el low-kick en la cara externa del muslo, pero está prohibido golpear en la cabeza. Están permitidas todas las proyecciones de hombro y de cadera, los lanzamientos de pierna y los barridos. Está prohibida cualquier proyección en la que se agarre solamente el cuello, por el posible riesgo de lesión cervical. Están permitidas las estrangulaciones en las que exista un fondo óseo y no se realicen con tracción. Se pueden realizar todo tipo de luxaciones, a los dedos, el codo, el hombro, la cadera, la rodilla o el tobillo.

Uniformidad y protecciones

El Combate Total, al igual que los Katas y la Defensa Personal, se realizará con el uniforme reglamentario, esto es, chaqueta blanca con los escudos correspondientes, pantalón negro y cinturón. Las protecciones para el primer periodo son: coderas, antebrazos y guantes cerrados tipo boxeo (12 o 14 oz.), en los brazos. Rodilleras, tibias y botas cerradas tipo full-contact, en las piernas. Coquilla, y casco cerrado con careta transparente. Para el segundo asalto, se retira el casco y se cambian los guantes por otros abiertos para permitir los agarres.

Arbitraje y puntuación

El Combate será dirigido por un juez central, encargado de comprobar la uniformidad y la correcta colocación de las protecciones, iniciar y detener el combate cuando las circunstancias así lo requieran, y amonestar a los competidores que infrinjan las normas. Los tres jueces de esquina serán los encargados de puntuar en sus cartulinas el resultado de los dos periodos del combate, entregando las fichas de puntuación al juez central, que levantará, una vez finalizado el combate, la mano del vencedor. El combate se puede ganar por puntos -el caso citado anteriormente-, por abandono -debido a una lesión o tras sufrir una luxación o estrangulación-, por superioridad o por descalificación.

Combate real (IX Campeonato de España)

Pin It on Pinterest

Share This